BUEY el segundo signo del calendario lunar

You are here

 

El Buey tiene una fuerza estabilizadora que perpetúa el ciclo de la vida. Se queda inmóvil frente a la prueba de la adversidad, firme e inatacable. Se atiene a las leyes de la naturaleza pacientemente empujando la rueda del destino, por lo tanto, teje su propio destino. Simboliza el logro de la prosperidad a través de la fortaleza y el trabajo duro, confiable, tranquilo, metódico, paciente e incansable trabajador, se adhiere a las rutinas y convenciones, generalmente imparcial y sabe escuchar, pero difícil de cambiar de opinión. En asuntos del corazón, el Buey puede ser ingenuo, sin comprender plenamente las trampas del amor. Ellos estarán dispuestos a noviazgos largos. Columna vertebral de la sociedad, puede guardar rencor durante largos períodos de tiempo, sabe cómo dar órdenes, así como tomarlas. ¡Ten cuidado con las ovejas!